Nunca te acerques demasiado a una demolición

Presenciar una demolición debe de ser un espectáculo emocionante. Los responsables de tirar el edificio abajo deben tener en cuenta un montón de pequeñas variables, como la dirección del viento o la proximidad del público asistente, para evitar sorpresas desagradables. En esta demolición, realizada en algún lugar de EEUU, las cosas se ponen un poco feas. Menos mal que están los agentes de la ley (WTF).

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...